¿Cómo trata Juárez a los rarámuris?

18 diciembre, 2016 | 5:00 am

Hérika Martínez Prado / Néstor Monsiváis | NorteDigital

Dos reporteros de NORTE realizan experimento social: se visten a la usanza tarahumara para vivir en carne propia el trato de los fronterizos hacia el grupo étnico

Foto: Manuel Sáenz

“Bienvenidos al mundo rarámuri”, fue la respuesta de Rosalinda Guadalajara, la gobernadora de la colonia Tarahumara en Ciudad Juárez, al ser víctima de discriminación en el bar Kentucky de la avenida Juárez, por lo que NORTE decidió comprobar si a raíz de ese caso se creó mayor conciencia entre la población.

Nos vestimos de rarámuris y durante un día recorrimos varios negocios de la ciudad, en los que encontramos que la mayor discriminación no siempre se da por parte de los empleados de los establecimientos comerciales, sino por la comunidad, quien marca las diferencias entre los grupos sociales.

Después de visitar un centro comercial, dos supermercados, un restaurante, una tienda departamental, un negocio de comida rápida y un casino, nos dimos cuenta de parte de lo que viven a diario los indígenas en esta frontera por usar sus vestimentas tradicionales, que en el caso de las mujeres tarahumaras consta de una falta larga y una blusa de diversos colores y con muchos pliegues.

“Es como si nuestro dinero no valiera”, comentó la gobernadora de la colonia Tarahumara en Ciudad Juárez, a quien el pasado 25 de noviembre dos amigos invitaron a comer y a tomarse una cerveza en el famoso bar, donde se les prohibió la entrada porque ella traía huaraches y su traje tradicional.

Al pedir hablar con el encargado del lugar les reafirmó que no podían entrar, y al pedirle una explicación se les dijo que era por la rarámuri, quien traía huaraches, contradiciéndose con la primera versión de que todo estaba reservado.

Buen trato, miradas de extrañeza

El primer negocio que visitó el equipo de NORTE fue el restaurante de una cadena trasnacional, donde desde que entramos los clientes voltearon a vernos extrañados.

El trato por parte de los meseros fue bueno, pero desde que ofrecieron las bebidas se les dio prioridad a los comensales de cuatro mesas que llegaron después que nosotros.

También los platillos se nos sirvieron luego de mucho tiempo que a la gente que llegó después, pese a que nosotros estábamos en la primera mesa, por lo que no pudimos pasar por desapercibidos.

Después de desayunar recorrimos uno de los centros comerciales más visitados por los juarenses, donde entramos a algunos locales y los empleados simplemente nos ignoraron, mientras que el resto de los clientes fijaban la mirada en nuestra vestimenta, principalmente en una tienda departamental.

El siguiente negocio al que acudimos fue un restaurante de comida rápida, con sucursales alrededor del mundo, donde pedimos un postre y el trato de los empleados y el tiempo del servicio fue el normal, pero los clientes continuaban viéndonos fijamente desde las distintas mesas, como extrañados de que comiéramos ahí.

‘Los guardias nos siguen, viendo cuando agarramos cosas’

De acuerdo con la gobernadora de la colonia Tarahumara en Ciudad Juárez, los lugares en donde más los discriminan son los supermercados, ya que los guardias los han seguido desde la entrada hasta que eligen toda su despensa, cuidando que a lo largo de los pasillos no se roben nada.

“Hay un guardia que ya nos conoce, pero cuando no está él nos andan siguiendo, viendo cuando agarramos las cosas; el otro día hasta le dije a mi esposo que le dijera al otro guardia que le diga a su compañero que no nos siga”, dijo Rosalinda.

En nuestro recorrido decidimos visitar dos supermercados, uno nacional y otro trasnacional, a donde acuden juarenses de diferente estrato social. Y los guardias solo nos vieron entrar, pero nunca nos siguieron.

Finalmente, entramos a un casino, donde el trato nuevamente fue bueno por parte de todos los empleados, por lo que lo único que encontramos fueron las miradas extrañas de la comunidad hacia nuestros vestuarios.

De acuerdo con el sistema de indicadores de calidad de vida Así Estamos Juárez 2016, el 10.5 por ciento de los hombres y el 11.9 por ciento de las mujeres sufrieron algún tipo de discriminación el año pasado en Ciudad Juárez.

Según la Encuesta de Percepción Ciudadana, el 23.4 por ciento de ellos fue por su edad, el 16.6 por su obesidad, apariencia física, discapacidad o tener tatuajes.

El 11.8 por ciento fue discriminado por su lugar de origen, el 10.2 por su género y el 5.9 por ciento por su clase social o nivel económico.

¿Qué opinas de este artículo? Déjanos tu comentario

Entradas relacionadas

Emite PC alerta por mal clima

21 enero, 2017 | 9:16 am

Acribillan a tres en la colonia Salvárcar

21 enero, 2017 | 9:12 am

68 queries in 0,824 seconds."

MULTIMEDIA

Síguenos