Plantean subsidiar compra de terrenos

25 diciembre, 2016 | 6:00 am

Antonio Flores Schroeder | NorteDigital

Desarrolladores deben integrar equidad social, economía y medoambiente, dice especialista en diseño urbano

Foto: Norte

Los desarrollos habitacionales de interés social no solo deben edificar casas, sino hogares, además de integrar aspectos como la equidad social, economía y de medioambiente, dice en entrevista la especialista en diseño urbano Marisol Rodríguez Sosa.
La coordinadora del programa de licenciatura en diseño urbano y de paisaje de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) habla acerca de su último estudio que podría servir de guía para la planeación de la ciudad más compacta y equilibrada.

Rodríguez propone en su investigación “Densificación y vivienda vertical en Ciudad Juárez” estudiar la posibilidad de subsidiar la compra de terrenos urbanos en lugar de subsidiar el crédito para la compra de vivienda.

“Las zonas con potencial para redensificación son zonas que promueven la interacción social porque están próximas a equipamiento público y servicios urbanos ya existentes en materia de parques, áreas verdes, ciclovías, centralidades urbanas, transporte público de rutas y semimasivo”, manifiesta.

La especialista dice que en términos de equidad social se busca la inclusión y el acceso a los equipamientos ya existentes en la ciudad, de ahí que son zonas próximas a equipamiento público que cuenten con servicios educativos en todos los niveles, hospitales, centros recreativos, comunitarios y culturales.
“En términos económicos son zonas próximas a comercio de mayoreo o no, con alta densidad de empleo en comercio y servicios y también en industria. En términos medioambientales, son zonas que respetan las características naturales de la ciudad y evitan la exposición al riesgo; por ejemplo, se respetan derechos de vía de acequias, cuerpos de agua, se excluyen zonas de inundación, entre otros riesgos”, añade la investigadora de la UACJ.

El siguiente paso

En este estudio presentado la semana pasada en el Tercer Congreso Nacional de Planificación y Estudios Urbanos, organizado por la UACJ, Rodríguez dice que tras identificar esas zonas que cumplen con todos los aspectos mencionados, sigue ubicar los baldíos para desarrollar los proyectos inmobiliarios.

Lo que se requiere

Un conjunto equilibrado debe ofrecer 10 metros cuadrados de espacio verde por habitante, no debe ser mayor a más de mil 500 habitantes, ser seguro para todos, especialmente niños, entre otras cosas, para promover el arraigo, la interacción social, el orgullo, la identidad.

En su estudio “Densificación y vivienda vertical en Ciudad Juárez” se tomaron en cuenta el Fovissste Burócrata (1956) –que está sobre la avenida Insurgentes–, el Fovissste Sur (1975), Fovissste Chamizal (1989-84), Infonavit Solidaridad (1990-93) y Eco 2000 (1993).

Los hallazgos

Rodríguez dice que se encontró que con los años ha aumentado mucho el tamaño de los conjuntos, pasando de 6 hectáreas en 1956 a más de 25 en 1993.

“Este aumento de tamaño no es bueno, porque no fomenta arraigo, seguridad e interacción social. Además se encontró que el espacio dedicado a las personas (casas, parques, jardines, canchas) es menor que el dedicado a los autos (calles, cocheras)”, indica.

Lo anterior se denomina “compacidad desequilibrada”, por lo que en los conjuntos de vivienda vertical, dice la experta, el propósito final debe ser la creación de un hogar.

“En los conjuntos en vivienda vertical hay que dedicar más espacios a áreas verdes en nivel del terreno y mimar esos espacios, para que valga la pena que las viviendas estén en altura, en suma, más espacio para las personas”, concluye.

¿Qué opinas de este artículo? Déjanos tu comentario

Entradas relacionadas

Proponen subsidiar compra de predios

14 noviembre, 2016 | 5:00 am

Termina dólar hasta en 19.60 pesos a la venta

3 noviembre, 2016 | 5:01 pm

63 queries in 0,804 seconds."

MULTIMEDIA

Síguenos