El Dandy del Sur

23 julio, 2016 | 7:30 pm

Mixar López | NorteDigital

Entrevista con Miguel Arroyo en el lanzamiento del primer sencillo titulado Sweet madness love, desprendido del álbum llamado Mr. Wonderful

Foto: Cortesía

 

Siempre he creído que no importa cuantos disparos falle…

Acertaré en el siguiente.

Jonathan Swift

 

Por Mixar López

Screen Shot 2016-07-18 at 9.40.18 AMEl lugar común es horrible, sin embargo es preciso, este músico es una cubeta de agua fría frente a la canícula hormonal del rock mexicano, la andropausia por la que está sufriendo nuestro pop y la incomoda insistencia de la payola en nuestro país. Un diamante que no ha sido pulido, la manifestación terrenal del Soul, el R&B, el Pop y el Funky, una estratagema del destino y la eventualidad, la providencia. Un develamiento. Está suscrito, Miguel Arroyo usará de perilla de boxeo el actual sonido de la Republica Mexicana, es un boxeador de peso completo, es un campeón sin corona, ya lo sé, el lugar común es horrible, sin embargo, es preciso. ¿En donde lo firmo?

“Soy un músico del Sur de la ciudad de México, soy un empeñado lector de la dramaturgia y la lectura de finales del siglo XIX. Soy un empedernido amante de todo exceso: mujeres, vino, arte y consuelo”. Así se presentó conmigo Miguel Arroyo, un amante de las causas perdidas, las voces con un sentido humano y confuso, de las conversaciones largas y escabrosas, afectuoso de la paciencia, del buen vino y los daños colaterales del adios, de las palabras directas y las caricias confusas, de las puertas metódicamente abiertas y que parecen cerradas, como aquellas puertas del Rock mexicano, que son las mismas del Pop, pésele a quien le pese, aquel que haga diferencias entre ambos géneros o tiene sesenta años o posee un sentido daltónico de las significaciones, es un sordo. Miguel Arroyo, el Dandy sincrónico del Sur, tratará de unificar ambas nociones, y las hará suyas. ¿Tienes bolígrafo?

“Por dentro de todas estas recurrencias constantes y excesos, soy un fiel amante de las musas y las cicatrices de piel, las que dan agallas en medio de la derrota y nos hacen ver de qué estamos hechos, esas que nos hacen honrar la capacidad de nuestra alma, mente y cuerpo”. Me escribe Arroyo en un mensaje de FB, quien nos hará recordar que en el Pop siempre han existido amígdalas, que el Pop es la voz imperante de la clase obrera, de la clase baja, y que se ha mediatizado solo para que el mensaje llegue más lejos, aunque los productores no sepan lo que se está vendiendo, es un mensaje dese abajo y desde el Sur, “abajo y a la izquierda”, un mensaje furioso, encolerizado, un boicot enmascarado de azúcar. “Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita tener, pero que él, por alguna razón, piensa que sería una buena idea darles”. Ya lo dijo papá Warhol. ¿Es éste el contrato?

“Mi carrera, si podemos empezar a llamarle de esta forma, nació en medio de la disputa, la confusión y la traición”. Él se posicionará ahí, al lado del Troker, T’orus, Mole y Los Sonex, desde ese punto de la post-modernidad, el Pop Funk y el Jazz fusión, aquel que comenzó a escucharse a mediados de la década de los 60s, cuando —más allá de la integración de formas musicales latinas, que ya habían comenzado a hilvanarse en el discurso jazzístico con anterioridad—, empezaron a incorporarse influencias de las músicas tradicionales asiáticas y africanas, incluso de la tradición clásica occidental, pero también de géneros como el funk, el R&B y, por supuesto el Rock, que dio paso al llamado jazz-rock.

Hijo bastardo de Elton John, y primo distante de John Mayer y Bruno Mars, el Dandy me dice que su abuelo fue su única figura paterna: “Fallecía hace unos años, a ocho tiros de bala al Norte de la República, en medio de una causa noble, usando su propio pecho como escudo humano, para detener las balas que se dirigían al cuerpo de su hijo menor”. por eso Elton se convirtió en su padre, su estampa afectuosa simbólica.

Es quizás Peace and Love, la primer banda de Funk en México, Arroyo nos echará en cara aquello, esa banda que cantaba en inglés, liderada por “Baby” Bátiz, y que rompía con la etiqueta de la cantante tierna de los años 60s, e interpretaba canciones al estilo de Blues y Soul, influenciada principalmente por Janis Joplin. Miguel Arroyo nos recordará a Los Spiders, Los Dug Dugs y a los más certeros, posiblemente, La dosis y Azul Violeta, su referentes más cercanos y quienes encabezaron aquella licuefacción del Funk, el Pop y el Jazz. “Aún puedo recordar el eco golpeando mi cabeza al escuchar la confirmación de la muerte de mi padre.” Ese eco era “Empty Sky” de Elton John.

“Dicen que la vida no pone pruebas que no podamos superar. En lo personal, me parece que nadie está preparado y que simplemente jugamos un aburrido juego de buscaminas con nuestros sueños de por medio.” Me escribe y me envía a la vez un sencillo que se incluirá en su segundo EP. de momento me veo en un Ice Bucket Challenge, con un cubo de hielos sobre mi cabeza, agua fría, frescura, ardor; cuando escucho el track me convierto en un fan perenne de Miguel Arroyo, esa voz andrógina y metamorfa que te orada los oídos, que se escurre entre tus pensamientos y te hace pensar en la diligencia de la música, en los bajos fondos, el barrio, la calle, el peligro: “Puedo mencionar las pandillas a las que pertenecí y las amistades que pude ver morir, que pude ver tras las rejas y algunas más solo desaparecer como el polvo. Nunca fui la clase de chico que se amedrenta, pero en los momentos más difíciles de mi vida, pude sostenerme de una sola y firme idea: la vida me tenía un propósito grande, y tenía que demostrarle que era digno de él.” Con esta revelación casi evangélica, llega Miguel Arroyo, como un santo pretérito del Funky, a quebrantar la consonancia, la secuela y el Gap del silbido mexicano. “Soy un músico del Sur, de la Ciudad de México, soy un empeñado lector de la dramaturgia y la lectura del siglo XIX, porque en mis peores días fueron un paracaídas”. La tierra en que aterriza Arroyo es México, y despeñará fuerte, y saldrá airoso de todo esto. Lo sé, sé que son horribles los lugares comunes, sin embargo, son precisos. A qué nombre te lo firmo, ¿Universal Music Group?

¡Funk is Back!, Tengo entendido que El Funk es un género que nació en los 60´s cuando músicos africanos fusionaron Soul, Jazz, ritmos latinos y R&B. ¿Cómo llegó hasta ti el Funky?

 Llegó en un momento confuso de mi vida en el que frecuentaba salir con una Scort de la ciudad, solíamos escuchar la música de sus vinilos en un piso que ella tenía en la Roma. Vivimos ahí un buen tiempo y me devoré esa música tanto o más que a ella. Tenía bombas como Luther Vandross, Jerry Lee Lewis, Jay McShann, entre otros, aunque puedo decir que con ella desarrollé mi fiero apetito por Chet Baker, Miles Davis, y el más contemporáneo: Jeff Buckley, a quien vocalmente considero una de mis influencias más grandes.

Venir del Sur en un país en donde impera el Norte es difícil. ¿Cuáles son los obstáculos a los que te ha sometido este boom sonoro, literario y estético?

 Nombrar los obstáculos seria mentirte, he vivido rechazando el destino que en algún punto algo pensó que podría imponerme, así que cada dificultad es para mí una carrera más por superar. Tener a mi alcance de viva voz y en persona el conocimiento del arte emprendedor, de la cultura de mi ola generacional, la seducción de las calles al anochecer y conocer tanto espíritu y vitalidad, tanto del sur como del norte ha sido para mí no más que viva inspiración

Tu nombre de guerra es Miguel Arroyo, tal cual, así te llamas y así te presentas. Hoy en día todos quieren llamarse de diferentes maneras, ser un reflejo de alguien que no son. ¿Por qué evocar a tu linaje y no usar un sobrenombre artístico que se posicione en los medios rápidamente?

 Un hombre tiene solo tres cosas en la vida, tan grandes como dios;

1.-La Familia

2.- Su Nombre

3.- Su Valor

Estoy orgulloso de las tres, usarlo como bandera es una ofrenda al desnudo de respeto y honestidad, a quien sigue mí trabajo y un motor que me hace trabajar duro cada día para honrar su valor.

¿Con qué músicos te harás acompañar en tu siguiente EP?

 Tengo el honor de tener como colegas y amigos:

Alex Medrano (Productor y Músico)

Roberto Peña (Guitarra)

Cesar Castillo (Bajo)

Pedro Corona (Batería)

Adaniel Reyes (Precisión)

Se dice que el pastel de cerdo y Elton John son lo peor que le pudo pasar a Inglaterra. ¿Cómo es que este músico se convirtió en un referente primordial para ti?

 (Risas) supongo que es muy gracioso, eso fue lo mismo que pensó de mí la mayoría de mi familia al empezar a estudiar música. Desde mi punto de vista, pienso que los rechazados, los solitarios y los apartados se nos son brindados dos regalos muy grandes: el primero, darlo sin esperar de nada a cambio y el segundo nace del desarrollo del primero. El primero es la soledad lo que nos permite conocer fibras muy profundas que la mayoría suele ignorar o incluso desconoce completamente de sí mismos. Esto nos da el poder de conocer nuestro enfoque, de ver plenamente nuestras opciones y lo que deseamos.

El segundo es el “Hambre”, una vez no muriendo en el intento, de vernos tal cual y literalmente como somos, logrando conocer nuestros miedos más sólidos, nuestras heridas más profundas, nuestros defectos, virtudes y opciones, viene algo que otros pocos desarrollan, el hambre, un hambre rabiosa por obtener algo más de lo que se nos fue brindado, algo por lo que estaríamos dispuestos a morir. Es algo difícil de decir, pero es el equivalente a sentir que se está en lo profundo de un pozo lleno de agua muriendo y nadando cada segundo con todas las fuerzas hacia la superficie y para lograr respirar…

Todo gran hombre ha sido rechazado, menospreciado, derrotado y humillado antes de alcanzar su meta más grande, es la única forma de alcanzar sabiduría plenitud y logros personales. Ese grupo de personas que rechaza, humilla, desprecia y aleja. Son escalones a la divinidad, de nosotros depende tomar la responsabilidad o no, de escalar con firmeza, sacrificio y valentía.

Tu voz es muy característica, creo que es tu instrumento más poderoso, además de la frescura en tus letras y música. ¿Cómo definirías esa voz?

 Te agradezco, es difícil definirlo, en lo personal es el instrumento más valioso que poseo, porque me permite volver inmortal lo común.

¿Qué podemos esperar de tu segundo material discográfico?

 Cero pretensiones, una total autonomía y un desnudo completo de mi expresión. Este material evoca una gran sinceridad, letras muy humanas y melodías enérgicas y contrastantes. Fue producido por Alex Medrano y Grabado en Infinhito Records lo cual, siendo ya palabras mayores, se mandó a masterizar al Abbey Road.

¿Y dónde quedó la vieja escuela? El Rock Mexicano pasa por una etapa difícil de identidad ¿Cuáles son las bandas mexicanas que escuchas y admiras?

Desde que los libros y yo tenemos memoria, los momentos difíciles siempre han sido latentes para el rock en general, no me parece que el Rock Nacional esté estancado ni mucho menos. Está más en una etapa de metamorfosis, de autodescubrimiento a punto de brindar un nuevo amanecer para todos sus amantes. Me parece que no podemos verlo porque estamos tan entretenidos viendo sus etiquetas, sus chismes y empeñados en decirle cómo hacer las cosas que nadie a puesto atención en escucharle y saber lo que realmente está por decir.

Suelo escuchar a:

1.- T’orus

2.- Reyno

3.- Torreblanca

4.- Matilde Band

5.- La Garfield

6.- Communion

7.- Bengala

¿Qué mensaje le mandarías a todos los jóvenes que quieren comenzar una carrera musical?

Para tener músculos grandes y definidos debes estar dispuesto al dolor a sudar y a ver desgarrarse el músculo. No hay caminos fáciles, ni palancas. Tu trabajo será lo único que hablara por ti en los momentos más difíciles y que de verdad valgan la pena.

Screen Shot 2016-07-23 at 4.57.51 PM

¿Qué opinas de este artículo? Déjanos tu comentario

Entradas relacionadas

Vive Latino, para todos los géneros

18 enero, 2017 | 8:01 am

Green Day lanza video contra Trump

17 enero, 2017 | 8:36 am

John Legend pide rebelarse ante Trump

14 enero, 2017 | 8:19 am

69 queries in 0,792 seconds."

MULTIMEDIA

Síguenos