26 septiembre, 2020

Por Marisol Rodríguez

Las mascotas son excelentes compañeros para los niños, si entre tus próximos planes está adoptar una, te decimos porqué deberías elegir a un gato.
El primer paso es que no te dejes llevar por la mala fama que se ha creado alrededor de ellos, como que son animales solitarios o traicioneros, no todo es cierto. Por el contrario, son buenos compañeros de juego, cariñosos y poseen cualidades que fomentan valores en los más pequeños del hogar.
Toma nota y no dudes en darle una oportunidad a un felino, seguramente te lo agradecerá con muchos ronroneos.

Ayudan a manejar el tiempo

Su reloj biológico para jugar, comer y dormir influye positivamente en el manejo del tiempo de los niños; por ejemplo, puedes enseñarles que primero deben hacer sus tareas y otras obligaciones, para después jugar con su gato.

Son buenos compañeros de juegos

Muchas personas temen que los felinos se comporten agresivos con los niños pero es importante aclarar que éstos no arañan o muerden solo porque sí, para hacerlo tendrían que estar demasiado estresados. Mejor, piensa en lo buenos compañeros de juego que serán y en todas las horas de diversión que tendrán.

Benefician su salud

Estudios han comprobado que los pequeños que conviven con un minino tienen menos riesgo de padecer enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Su sistema inmunológico también se fortalece con su presencia y ayudan a reducir el estrés, calmar los nervios y por lo tanto, prevenir la depresión. Si en casa tienes un niño con autismo, le ayudará a mejorar sus habilidades sociales.

Enseñan valores

  • Solidaridad: si lo adoptas en un refugio, tus pequeños entenderán la importancia de ayudar a quienes más lo necesitan.
  • Responsabilidad: lo primero que deben aprender es que son seres vivos que requieren de muchos cuidados y atención; foméntales este valor encargándoles tareas como limpiar su arenero o ayudando a darles de comer.
  • Empatía: al igual que todos aquellos que conviven a su alrededor, cada minino tiene su personalidad y los niños aprenderán que si los tratan con cariño recibirán el mismo afecto.

Referencia: www.gatificando.com

Show Full Content
Previous Columna | ¿Me caso en el puente o me espero?
Next La mesa está puesta

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

La pasó mal en su fiesta de 15 años

17 julio, 2018
Close