25 septiembre, 2020

Licenciada en Psicologia y Coach Certificada
Contacto: WhatsApp: (656)298-5234 | Facebook: Grupo Abigail Ruiz

El poder de la libertad

Antes de iniciar un proceso de sanación, liberación o transformación en cualquier área de tu vida, resulta necesario recordarte la importancia de identificar responsabilidades, miedos, hábitos, costumbres, culpas, rencores, ira, tristeza y todo aquello que tú consideres negativo y disfuncional en tu vida.
Respira hoy la tranquilidad al sentirte en perfecta armonía, en conexión contigo, con la vida, con tu presente y tu futuro, creando cada momento y disfrutando lo que te lleva a un estado de bienestar absoluto de acuerdo tus decisiones y acciones actuales.
Agradece y acepta tu pasado, liberando así cargas y tensión que hasta hoy han formado parte de tus emociones, creando bloqueos y barreras para fluir de forma positiva y funcional en tu diario vivir.
Si consideras que existen creencias o patrones de conducta disfuncionales que se han establecido con el paso del tiempo, hoy es un buen momento para sustituirlos, situación que resulta difícil para muchos de acuerdo a la resistencia al cambio, para el cerebro es difícil la modificación de conductas de acuerdo a las redes neuronales donde quedan establecidas ante acciones que se llevan a la práctica de forma consciente e inconsciente, sin embargo puedes trabajar un proceso terapéutico estableciendo y conociendo nuevas herramientas para crear una vida con sentido y valor real de acuerdo a tus expectativas.
Una parte importante dentro de un proceso de liberación o transformación es el impacto de cada palabra en tu vida. ¿Cuáles son las palabras o frases que utilizas para describirte o bien para hacer referencia o identificar la percepción personal ante la vida, la familia, tu pareja, tu trabajo o bien, tú mismo?
Existen frases comunes que se han normalizado con el paso del tiempo, creando con ello estados de frustración, tristeza, desmotivación y carencia. Ejemplo:
“La enfermedad es parte de la vida”, “el amor duele”, “el divorcio es un fracaso”, “el matrimonio es difícil pero se puede continuar adelante” o “el dinero es para ricos”.
Veamos a continuación como SÍ es posible sustituir palabras y con ello transformar el impacto que causan en tus emociones y en tu vida con las mismas frases del ejemplo anterior: “Yo elijo el estado de salud en el que me encuentro, cuido mis emociones y mi cuerpo de forma constante”, “el sufrimiento forma parte de las relaciones disfuncionales, yo elijo vivir en amor, respeto y plenitud, yo decido lo que doy y recibo”, “el divorcio es la decisión oportuna cuando el amor, la convivencia, el diálogo, los sueños, el respeto y el deseo no forman parte de la relación” o “el dinero, la prosperidad y la abundancia, son el resultado de la disciplina, metas, proyectos y planes de vida establecidos, formando parte de quien así lo elige”.
¿Has notado como cada frase y cada palabra te conduce a estados emocionales diferentes?, ¿cómo influye cada palabra en tu motivación y deseo para realizar cambios de acuerdo a tu percepción de vida?
Dentro de la libertad existe la responsabilidad que a cada persona corresponde para elegir cómo, dónde, con quién y para qué vive; identifica hoy tu propósito de acuerdo a tu propio plan de vida, tomando el control y la decisión constante de lo que tú sí quieres vivir.

“Construye tus alas y… vive tus sueños”

Hasta pronto.

Show Full Content
Previous En los zapatos de Cenicienta
Next Síndrome de fatiga crónica

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Bajo seguro

4 diciembre, 2017
Close