El desvelamiento del Caos por medio de una sonrisa

1 agosto, 2016 | 10:21 am

Mixar López | NorteDigital

Reseña del disco “Cada vez” de Triciclo Circus Band

Foto: Foto por INFIERNO FOTO GROOVIE (foto book)

Brindo por nosotros

dos tarados que les pagamos

antes pelo, ahora gente

antes lucha, ahora circo

antes pan, ahora clonazepán

Clonazepam y circo, Andrés Calamaro

13767259_10153924051438353_8136373168770832347_o

 Foto tomada de Facebook/por: INFIERNO FOTO GROOVIE (foto book)

Screen Shot 2016-07-18 at 9.40.18 AM¡Buenos días! el juego de la vida / ¡Buenos días! A ganar o perder / !Buenos días! la fuerza del destino / ¡Buenos días! A ganar o perder. Así comienza el disco “Cada vez” de Triciclo Circus Band, el ensamble musical que reúne a nueve avisados músicos con un estilo muy particular que va del balkan a la música oaxaqueña, del vals al tango, del paso doble al klezmer y por supuesto, de ahí a la polka. La gracia de Triciclo Circus Band consiste en su tono circense, lo cual les da la oportunidad de romper la valla entre el público y el artista.

El corazón, el beso, la estrella que ilumina la noche / El teléfono, el soldado, un sueño en el que aparece la muerte… dice la canción Buongiorno en un recatado idioma italiano, y no dejo de pensar en mi días de pequeño, cuando asistía a las carpas en Guerrero, cuando me dolía la barriga por haber reído a carcajadas por la causa más simple de algún payaso ramplón, o de cuando le guiñaba el ojo a alguna trapecista gitana. ¡Buongiorno!, bienvenidos sean todos esos recuerdos, la música y la gansada, bienvenidos el boleto, el concierto, el niño muy alegre, el paraguas, el borracho, el diablo ¡y el payaso que te da un abrazo! Y obviamente bienvenida la evocación de mis hijos, tan lejos de mí y tan cerca de la melodía, cuando escucho a Triciclo Circus Band no dejo de pensar en Mitzary, Isabella y Alexandrei, una melancolía que la lejanía y la armonía me ofrecen gracias a las trompetas, ademanes y voz de los nueve musicos tristes de caras alegres. Triciclo Circus Band es una invitación a la añoranza de hurgar en el corazón.

13119771_10153750753368353_8655256397013708693_oEn cierta medida, la música para circo ha de ser similar a una banda sonora. La forma y función de la pieza musical se debe adaptar a la propia evolución del espectáculo, entre los compositores que han creado música relacionada con el circo, cabe recordar al checo Juluis Fučík (1872-1916), cuya fama deviene de una marcha: “La entrada de los gladiadores” (Vjezd gladiátorů), interpretada en los circos cuando los payasos entran en escena; en realidad se conoce la marcha y se ignora al compositor. Y al gran Igor Stravinsky (1882-1971), que compuso “Pola de Circo” (Circus Polka), “Para un joven elefante”, inicialmente para piano y más tarde orquestada. Dos divertimentos musicales circenses, favorables para un ardiente verano que evita las profundidades.

Así llega también “Cada vez” de Triciclo Circus Band, una oda a la alegría, la tristeza y la suerte, una especie de circo desarraigado de todas partes, de todos los confines. Basta con escuchar el tema “Cada Vez” para cerciorarse que el circo no viene de ninguna parte precisa, quizás de los Balcanes, del mediterráneo, de las fauces del infinito, un disco que nos recuerda a los pobres y felices gitanos del cine de Kusturica, y al ska más espeso de Madness; circo de música itinerante, de regocijos y angustias. “Acaríciame”, exaltación del payaso abatido, entre telones y sufrimiento, un ska profundo, cadencioso, de cuando se apagan las luces y los payasos se ponen a beber whisky en las casas rodantes, jugando con naipes, recordando chicas de ojos profundos y sentidos finísimos, de chicas que arriesgan su vida en cables sostenidos a treinta metros sobre la tierra: “Acaríciame has que no sienta el dolor / De las penas que hay en mi / Acarícieme, nunca lo dejes de hacer /  Pues estando junto a ti yo puedo volar”.

“Cada Vez” es un espectáculo, un recipiente de emociones, desconsuelos sobre todo, angustia, la lima en la herida más latente, la mujer voladora, el hijo perdido, la sangre que germina, el golpe certero, justo y directo al corazón, en donde hurgas todos los días tratando de encontrar una respuesta. “Cada vez” de Triciclo Circus Band es el desvelamiento del caos por medio de una sonrisa triste, y al mismo tiempo, la creación de un cosmos crudo y gracioso a través de este dar forma. Se cierra el telón, malvenidos sean los recuerdos, el niño, el paraguas, el borracho y el diablo. Se apagan las luces y “una hermosa flor cae con tus lágrimas / Dulce aroma llevará tu soledad / Un triste suspiro sin embargo quedará…”

Triciclo Circus Band - Cada Vez (2014)

¿Qué opinas de este artículo? Déjanos tu comentario

Entradas relacionadas

#YoSoy123Mil

24 agosto, 2016 | 2:53 pm

Vivir es cuestión de suerte

23 agosto, 2016 | 10:03 am

A la conquista de lo inmundo

26 julio, 2016 | 9:06 am

El asalto de las putas

17 julio, 2016 | 11:46 pm

67 queries in 0,950 seconds."

MULTIMEDIA

Síguenos